Uncategorized

¿Cómo limpiar una vagina de bolsillo?

Wie reinigt man eine Taschenmuschi

Algunas cosas en la vida pueden considerarse placeres, y la masturbación es una de ellas. Mientras que las mujeres suelen explorar su sexualidad en su juventud, el viaje de descubrimiento para los hombres comienza mucho antes. Es ampliamente conocido que a los hombres les encanta el sexo, pero si les preguntas a la mayoría de ellos, probablemente descubrirás que jugar consigo mismos es su pasatiempo favorito. Dado este hecho, no es sorprendente que la industria del sexo se enfoque tanto en satisfacer a los hombres y su necesidad de placer personal.

Entre los diferentes tipos de masturbadores, la vagina de bolsillo ocupa el primer lugar. Vienen en diferentes formas y materiales, pero siempre se asemejan a los genitales femeninos. Puede usarse solo, como juego previo con una pareja o en juegos de BDSM. Sea cual sea el propósito que tengas en mente, un juguete sexual práctico como la vagina de bolsillo sin duda puede brindar satisfacción. Sin embargo, el verdadero desafío radica en mantener tu vagina de bolsillo favorita limpia y segura durante un período prolongado.

Dado que hay tantos enfoques diferentes para los juguetes sexuales, explicaremos el proceso detallado de cómo limpiar y mantener tu vagina de bolsillo para mantenerla fresca entre usos.

¿Por qué debería limpiar mi vagina de bolsillo?

Valiente de tu parte preguntar. ¿Por qué lavas tu ropa interior? ¿Por qué enjuagas tu cepillo de dientes después de usarlo? Al igual que cualquier cosa que entre en contacto con partes sensibles del cuerpo, la seguridad y la higiene son fundamentales cuando se trata de juguetes sexuales.

No seas repugnante: Sabemos cuál es el resultado de la masturbación. Limpia esos residuos de tu juguete sexual rápidamente, o de lo contrario se secarán y serán más difíciles de eliminar.

Salud y seguridad: Bacterias, virus, hongos; todos estos organismos causantes de enfermedades prosperan en el calor y la humedad de un juguete sexual usado. Sin mencionar las infecciones de transmisión sexual si compartes la manga de masturbación con alguien más. Un lavado rápido y caliente simplemente no es suficiente para matar todos los gérmenes que puedan estar presentes. Y lo último que quieres es una infección o reacción alérgica en tus áreas más íntimas.

Durabilidad: Como se mencionó anteriormente, una limpieza y cuidado adecuados de tus juguetes sexuales después de cada uso garantizan una vida útil más prolongada. Los materiales y la forma del juguete durarán más tiempo con un mantenimiento sencillo pero constante.

¿Con qué frecuencia debes limpiar tu vagina de bolsillo?

Esta pregunta se hace con frecuencia y en realidad solo tiene una respuesta. Debes limpiar tu vagina de bolsillo después de cada uso, sin excepción, si no quieres dañar tu pene. Por lo tanto, debes comenzar lo antes posible después de usarlo. Cuanto más rápido lo hagas, más rápido estará hecho.

Si bien no es necesariamente necesario, también es recomendable limpiar tu vagina de bolsillo antes de usarla. Muchas personas no se molestan porque piensan que no se ha ensuciado desde el último uso y limpieza. Aunque esto es parcialmente cierto, todavía hay muchas formas en las que las bacterias pueden acumularse durante el almacenamiento. Un problema importante es no secarlo por completo después de la limpieza. La humedad es un caldo de cultivo perfecto para el moho, y si no te deshaces de él antes de usarlo, te estarás sumergiendo directamente en él. La limpieza antes de usarlo evita cualquier problema potencial.

image 4

¿Cómo limpiar un Pocket Pussy?

Limpiar un Pocket Pussy es un proceso sencillo. Todo lo que necesitas es una superficie de trabajo limpia, un recipiente pequeño, un cepillo de limpieza de alta calidad, solución de limpieza y una toalla para secar.

Equipamiento necesario para limpiar un Pocket Pussy:

Recipiente de limpieza

Jabón para platos (por ejemplo, Dawn)

Cepillo de limpieza de alta calidad

Agua tibia

Paños de microfibra (¡importante!)

Guantes de látex

Pasos para limpiar un Pocket Pussy:

#1 Preparar la solución de limpieza

Comienza llenando un recipiente de plástico pequeño con unos centímetros de agua. Asegúrate de que el agua esté moderadamente caliente para obtener los mejores resultados de limpieza.

Una vez que el agua esté en el recipiente, agrega de 5 a 7 gotas de jabón para platos y revuélvelo hasta que el agua se llene de espuma.

#2 Sumergir el Pocket Pussy

Nota: Si tu juguete sexual contiene componentes electrónicos, trata de sumergir completamente el juguete solo por unos segundos. La sumersión rápida no debería causar problemas.

Sumerge el Pocket Pussy en el agua jabonosa y déjalo remojar durante 5 minutos. Esto ayudará a aflojar cualquier suciedad o residuo dentro del juguete.

Después de 5 minutos, agita suavemente el Pocket Pussy en la solución para eliminar cualquier depósito de la cavidad. Usa guantes de látex mientras lo haces.

#3 Cepillar el interior del Pocket Pussy

Este es el paso más importante en todo el proceso de limpieza, ya que te permite eliminar cualquier suciedad de la cavidad del Pocket Pussy.

Inserta y gira este cepillo de alta calidad (o uno similar) dentro del Pocket Pussy para asegurarte de que se limpie toda la cavidad.

Nota: Si tu Pocket Pussy no ha sido usado durante un tiempo, es posible que necesites cepillar un poco más vigorosamente para aflojar completamente todo lo que haya dentro de la cavidad.

#4 Enjuagar el Pocket Pussy

Después de frotar a fondo el Pocket Pussy, sácalo de la solución y enjuaga la cavidad, así como la superficie exterior del juguete con agua.

Si todavía hay residuos presentes en el juguete, vuelve al paso 3 y repite el proceso.

Precaución: No uses alta presión de agua para limpiar el Pocket Pussy, ya que los materiales sintéticos pueden romperse fácilmente, volviendo el juguete inutilizable.

#5 Dejar secar el Pocket Pussy

Ahora que has limpiado el Pocket Pussy de la manera más segura, es hora de dejarlo secar.

Antes de permitir que el juguete se seque al aire, límpialo con un paño de microfibra de alta calidad. Los paños de microfibra dejan la menor cantidad posible de fibras en la superficie exterior del juguete, lo cual puede ocurrir fácilmente con superficies pegajosas.

Después de secar el juguete con un paño, déjalo secar al aire en un lugar con luz solar indirecta. En pocas horas, deberías tener un Pocket Pussy completamente seco y limpio que se puede usar de manera segura.

Para verificar si el Pocket Pussy está completamente seco, usa tus dedos para sentir el interior y ver si aún está húmedo. Dependiendo del material y el revestimiento del Pocket Pussy, es posible que necesites dejarlo secar hasta por 12 horas.

Aunque esto pueda parecer un poco prolongado, es importante recordar que las bacterias prosperan en ambientes húmedos. Cuanto más limpio y seco mantengas tu juguete antes de guardarlo, menor será la acumulación de bacterias.

¡Felicitaciones! ¡Has aprendido cómo limpiar un Pocket Pussy! Esta es una tarea muy importante para mantener tu higiene personal en la mejor forma posible.

Cuidado y almacenamiento adecuados de un Pocket Pussy

Para los Pocket Pussies y juguetes sexuales fabricados con materiales similares al TPE o Cyberskin, existen algunas tareas rápidas de mantenimiento para mantener el elastómero en condiciones óptimas. Después de varias limpiezas, es posible que notes que el material de tu Pocket Pussy se vuelve pegajoso o viscoso. Para contrarrestarlo, utiliza polvo renovador.

Para usar el polvo renovador, simplemente espolvorea el polvo sobre tu juguete y frótalo en las hendiduras. Notarás que los materiales de la superficie recuperan su suavidad realista. Con el polvo renovador, el TPE mantiene su textura suave y erótica durante mucho más tiempo.

Al almacenar tus juguetes, asegúrate de que estén completamente secos. Luego colócalos en la caja o bolsa en la que vinieron y guárdalos en un lugar fresco y seco. Un consejo rápido: algunos hombres colocan pequeños paquetes de gel de sílice con sus juguetes para asegurarse de que no quede humedad.

Además, asegúrate de que si tienes varios juguetes, ninguno de ellos se toque, ya que esto puede causar deterioro de los materiales. No nos preguntes por qué, es algo científico.

Cosas que debes evitar al limpiar tu Pocket Pussy

Si bien el proceso de limpieza en sí es bastante sencillo, puede llevar algo de tiempo acostumbrarse. Además, hay algunos errores que cometen las personas al esterilizar sus Pocket Pussies, lo que puede acortar la vida útil del juguete. Para evitar dañar tu Pocket Pussy, sigue algunas reglas de mantenimiento.

No inviertas el Pocket Pussy

Algunos materiales de los Pocket Pussies son más flexibles que otros. Dependiendo de tu elección, puede ser fácil voltear tu Pocket Pussy realista del revés. Además, esto haría que todo el proceso de lavado y secado sea más fácil, y necesitarías toallas o cepillos adicionales para enjuagar a fondo.

Sin embargo, voltear tu Pocket Pussy del revés es una acción extremadamente indeseable. Esto podría dañar la superficie y hacer que no se pueda utilizar. Incluso si no dañas significativamente el Pocket Pussy al voltearlo, debilitas los materiales y los haces más susceptibles a daños adicionales durante su uso, acortando su vida útil.

Las toallas comunes no son suficientes

Elegir la toalla adecuada para secar el Pocket Pussy puede determinar el éxito o el fracaso del proceso de limpieza. Las toallas comunes dejan fibras pegadas a la superficie del juguete sexual e incluso pueden dañarlo si se genera fricción al frotar vigorosamente, dependiendo del material.

En cambio, las pequeñas toallas de microfibra no producen pelusas. Están disponibles casi en todas partes y debido a su suavidad, es poco probable que causen daños en la superficie del juguete.

Los condones pre lubricados son tabú

Si deseas minimizar el proceso de limpieza y asegurarte de que tu juguete esté impecable, los condones son una excelente opción. Los fluidos corporales no entran en contacto directo con la superficie del Pocket Pussy, por lo que puedes evitar el desorden adicional durante la masturbación.

Por conveniencia, es posible que te tientes a usar condones pre lubricados, y aquí es donde se complica. La mayoría de los condones pre lubricados están recubiertos con lubricante a base de silicona, lo que puede desgastar la superficie del juguete sexual después de varios usos. Si debes usar estos condones, asegúrate de cubrirlos con lubricante a base de agua.

Olvida la lejía

Las soluciones de limpieza, ya sean caseras o compradas en tiendas, pueden ser de ayuda para limpiar un Pocket Pussy. Es posible que pienses que usar lejía puede protegerte de infecciones a largo plazo. Sin embargo, no todas las soluciones de limpieza son adecuadas para la sensibilidad de tu Pocket Pussy.

Con materiales no porosos, es probable que puedas usar lejía diluida sin causar daños. Sin embargo, los agentes de limpieza y detergentes más fuertes que no están específicamentefabricados para limpiar juguetes sexuales pueden dañar fácilmente un Pocket Pussy hecho de material poroso.

Enjuagar un Pocket Pussy de TPE con una solución de limpieza complicada daña la suavidad del juguete y conduce a su degradación con el tiempo. En su lugar, utiliza agentes de limpieza especialmente diseñados que sean seguros para la piel.

Di no al calor

El calor puede dañar tu Pocket Pussy de varias formas. Por ejemplo, algunas personas pueden sentir la tentación de limpiar sus juguetes sexuales con agua caliente, incluso hirviendo. Si bien esto puede funcionar para algunos juguetes como tapones anales y consoladores, no se recomienda para los Pocket Pussies.

Si tienes un Pocket Pussy realista, es seguro decir que el agua caliente puede dañar e incluso disolver el material. En su lugar, utiliza agua tibia ligeramente por encima de la temperatura corporal.

Otra tentación para los usuarios es usar un secador de pelo en lugar de dejar secar al aire el juguete sexual. Si bien esto puede parecer una buena idea y ahorrar tiempo, el calor excesivo del secador tiene el mismo efecto en el juguete que el agua caliente.

Puedes usar un secador de pelo en una configuración baja, pero debes tener mucho cuidado.

Conclusión

Limpiar un Pocket Pussy es más importante de lo que la mayoría de los hombres piensan, ¡y no hay nada de qué avergonzarse!

Aplicando técnicas de limpieza higiénica como las discutidas anteriormente, tu Pocket Pussy estará seguro de usar.

Siempre es una buena idea repetir este proceso de limpieza después de cada uso para asegurarte de que no se desarrolle nada dañino dentro del juguete.

author-avatar

About Janina Richter

Hallo, ich bin Janina Richter, ein Experte im Verfassen von Blogartikeln über Sexualgesundheit. Mit fundierten Kenntnissen in Englisch und Deutsch strebe ich an, prägnante und aufschlussreiche Artikel zu erstellen. Mein Ziel ist es, Sexualgesundheitsinformationen zugänglich und spannend zu vermitteln, um Sie auf Ihrem Weg zu einem gesünderen, glücklicheren Leben zu unterstützen.

Deja una respuesta